CERRAR

MORFEO

Teatro de Sátira y Pasión

STRIP-TEASE

de Slawomir Mrozek

No importa que creas que controlas, al final acabarás en bolas.

ESTRENO: TEATRO PRINCIPAL DE BURGOS, 15 de octubre de 2022

Compañía: MORFEO TEATRO

Autor: Slawomir Mrozek

Versión: Francisco Negro

Dirección: Mayte Bona y Patricia Díez-Labín

Comediantes: Francisco Negro y Felipe Santiago

UNA COMEDIA PROVOCADORA, INQUIETANTE, CON UN DESENLACE QUE EL ESPECTADOR DIFÍCILMENTE PODRÁ OLVIDAR.

Debido a sucesos exteriores indefinibles, el señor A y el señor B, se ven empujados a una claustrofóbica habitación a través de una puerta. Son dos hombres comunes y corrientes, que discuten tratando de entender por qué están ahí, qué causa les ha llevado a un sitio tan desconcertante.

Ante su sorpresa reciben una insólita visita, una presencia extraordinaria que les da amenazantes ordenes de que se desnuden. Ellos intuyen que es alguien que tiene el poder de controlarles, de castigarles si no obedecen, de que su vida depende de ello, y de que afuera ha ocurrido algo terrible... Tienen un plan para escapar del humillante strip-tease, aunque no les va a resultar nada fácil salir.

UNA AUDAZ REFLEXIÓN SOBRE LA LIBERTAD Y EL PELIGRO DEL AUTORITARISMO

El reconocido autor polaco, Slawomir Mrozek escribió esta Comedia Surrealista en 1962, en plena guerra fría, dentro del género del Teatro del Absurdo. Terminada la Segunda Guerra Mundial la paz se abre camino en un continente fracturado y a la deriva, esta obra es hija de ese tiempo en que se ha dividido el mundo y sus creencias. Strip-tease se estrenó en España en 1967, suponiendo un escándalo teatral.

Sesenta años después la reivindicamos como una propuesta llena de ironía, inteligencia, y pasmosa actualidad; ante un mundo desconcertado por su propia frivolidad y decadencia de principios, ante unos poderes fácticos que no dan la cara salvo para adocenarnos en el consumismo... y ante la amenaza de una guerra que parecía olvidada, pero que puede reaparecer tras nuestra puerta cuando menos lo esperemos, con mano firme, a romper nuestro frágil bienestar.

Reflexionar sobra la libertad es un asunto muy serio, aunque con la obra se provoque al espectador una risa incómoda constante. Es una cuestión que debe causar estupor, como estupor causaría el perderla cuando ingenuamente damos por hecho que no la perderemos nunca.

"Vivimos en una época de ironía y parodia. Es difícil que nos tomen en serio, porque nosotros mismos nos tomamos todo a broma."